Jesús, no quiero abandonarte, antes bien, deseo dar testimonio de ti a los hombres. Quiero darte a conocer a quienes no han oído hablar de ti. Sé que no será fácil, porque el mundo odia los que te pertenecemos, pero “Tú has vencido al mundo”, y con esa confianza, quiero aventurarme en el anuncio de tu Persona. Catholic.net
gadgets para blogger

ACI prensa

English plantillas curriculums vitae French cartas de amistad German documentales Spain cartas de presentación Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

La fe es garantía de lo que se espera; la prueba de las realidades que no se ven. http://la-oracion.com

jueves, 20 de diciembre de 2012

¡Ven, Señor Jesús!



El Verbo Humanado en el seno virginal peregrina por el mundo, y los Ángeles no cesan de alabarlo, bendecirlo y darle gloria.
¿Quién, al ver a María y José, podría imaginar el tesoro que se oculta, y que está a punto de incendiar el mundo con el fuego del Espíritu Santo?

Parecen abandonados, solos, desamparados, pobres y muertos de frío. Sin embargo, allí está la roca firme, el amparo, la defensa y el baluarte de los hombres. ¿Quién podría tener frío, llevando una hoguera en el corazón?

El fuego de Dios que todo lo abrasa, el fuego de Dios que todo lo transforma y purifica, ése mismo fuego que Moisés vio en la zarza, está abrasando las entrañas de María, porque se 'hizo carne y acampó entre nosotros'. 

Dios de Dios, la 'luz de luz' está en la oscuridad del seno de María, aguardando el momento de salir, y el cielo expectante en profundo silencio, esperando a que el que es principio y fin de todas las cosas, alfa y omega, prendiera la tierra en llamas de amor divino.

¡Ven, Señor Jesús!

Dios nos siga bendiciendo.

 Alejandro María
https://www.facebook.com/photo.php?fbid=4138424627978&set=a.1454343287622.2062284.1504522290&type=1&theater

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por dejar tu comentario, me alegra el alma

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...