Jesús, no quiero abandonarte, antes bien, deseo dar testimonio de ti a los hombres. Quiero darte a conocer a quienes no han oído hablar de ti. Sé que no será fácil, porque el mundo odia los que te pertenecemos, pero “Tú has vencido al mundo”, y con esa confianza, quiero aventurarme en el anuncio de tu Persona. Catholic.net
gadgets para blogger

ACI prensa

English plantillas curriculums vitae French cartas de amistad German documentales Spain cartas de presentación Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

La fe es garantía de lo que se espera; la prueba de las realidades que no se ven. http://la-oracion.com

domingo, 2 de diciembre de 2012

Primer Domingo de Adviento


Comenzamos el Primer Domingo de Adviento, el tiempo que nos prepara para la navidad, para llegada de ese 'Dios con nosotros' que sale a nuestro encuentro. Es un tiempo de meditación, de esperanza, de silencio, para darnos cuenta que Dios vive entre nosotros.

Hacemos el propósito de renovar nuestra ilusión y nuestra lucha personal con vista a la santidad, propia y de todos. El Evangelio de hoy nos
 señala la necesidad de estar siempre preparados, vigilantes, pues no sabemos cuando vendrá lleno de gloria y majestad el Hijo del Hombre. Hemos de vivir en alerta permanente.

¿Qué te ilusiona hoy? ¿Cuáles son tus deseos? El mío, - pues solo tengo uno - es que Dios me haga el corazón más grande para poder amarle más, y así cumplir su voluntad para llegar a la santidad. En este tiempo de adviento, alcemos la cabeza, porque llega Jesús para amar, para perdonar, para sanar heridas, para liberar, para poner paz. 

El adviento es tiempo para 'no dormir'. Hemos de estar despiertos, dándonos cuenta de como en nuestros acontecimientos diarios (por pequeños que estos sean) Dios está presente. Dios prometió que nos liberaría del pecado, de los sufrimientos y de la muerte. Prometió que se hará pequeño para salvarnos, que vendría a este mundo para salvarnos. Y lo cumplió. ¿Crees que Dios te ama, tal y como eres, porque eres su criatura, el niño de sus ojos?

Dios está cerca, muy cerca; tanto, que apareció visible, en forma de recién nacido, hasta el punto que "Cristo se vio envuelto en pañales dentro de un pesebre" (San Cirilo de Jerusalén). Sólo un espíritu atento descubre en este Niño la magnitud del amor de Dios y su salvación (cf. Sal 84,8).

Nuestra liberación está cerca. Digamos 'no' a toda opresión e injusticia, y con valentía, digamos sí a la defensa de la vida, los derechos humanos, la justicia y la paz. 

Señor, gracias por hacerte 'vecino, amigo' del dolor y de la debilidad. Ayúdanos a ser mejores, pues 'barro' somos, pero éste barro tiene sed, sed de ti, de ser moldeado por ti. 

Pidamos a María Santísima, la portadora del Dios eterno, que nos ayude a vivir este Adviento, y cada momento de nuestra vida, con la fidelidad que Ella misma profesó a Dios desde su más tierna infancia, con la generosidad que palpitaba en su corazón, y con la llama de la fe siempre prendida.

¡Se acerca la liberación!

Dios nos siga bendiciendo.


 Alejandro María







 https://www.facebook.com/photo.php?fbid=4057371441699&set=a.1454343287622.2062284.1504522290&type=1&theater

4 comentarios:

  1. ¿Qué te ilusiona hoy? ¿Cuáles son tus deseos? El mío, - pues solo tengo uno - es que Dios me haga el corazón más grande para poder amarle más, y así cumplir su voluntad para llegar a la santidad. En este tiempo de adviento, alcemos la cabeza, porque llega Jesús para amar, para perdonar, para sanar heridas, para liberar, para poner paz.

    Que gran post magda¡Gracias! Dios os bendiga.
    ¡Feliz y santo Adviento! Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Feliz Adviento Marian!! Un gran abrazo!!!

      Eliminar
  2. Respuestas
    1. Feliz Adviento!..y gracias por pasar por el blogs...un gran abrazo!

      Eliminar

Gracias por dejar tu comentario, me alegra el alma

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...