Jesús, no quiero abandonarte, antes bien, deseo dar testimonio de ti a los hombres. Quiero darte a conocer a quienes no han oído hablar de ti. Sé que no será fácil, porque el mundo odia los que te pertenecemos, pero “Tú has vencido al mundo”, y con esa confianza, quiero aventurarme en el anuncio de tu Persona. Catholic.net
gadgets para blogger

ACI prensa

English plantillas curriculums vitae French cartas de amistad German documentales Spain cartas de presentación Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

La fe es garantía de lo que se espera; la prueba de las realidades que no se ven. http://la-oracion.com

viernes, 10 de agosto de 2018

DIOS ES MÁS GRANDE DE LO QUE PODEMOS PENSAR






Conquistar a Dios consiste en dejarse conquistar por Él. A Dios se le puede asumir, se le puede acoger, porque Dios es fundamentalmente objeto de fe.
El hombre en la Biblia siempre luchó con Dios, y ¡oh contraste!, para triunfar en este singular combate es preciso ser atacado y vencido, como Jacob aquella noche.
Hubo alguien que llegó a la Casa del Padre y nos dijo que el Padre es como una esmeralda que despide una luz diferente a nuestra luz. Y de tal resplandor, que vale la pena vender todo para poseer ese tesoro.
Y ante nuestros ojos, Jesús nos presentó al Padre como un crepúsculo bellísimo, como una amanecer resplandeciente, y encendió en nuestros corazones la hoguera de una infinita nostalgia por Él, porque el Padre es mucho más grande, admirable, magnífico e incomparable que todo lo que podíamos pensar, soñar, concebir o imaginar.
(Fray Ignacio Larrañaga, "El silencio de María")



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por dejar tu comentario, me alegra el alma

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...