Jesús, no quiero abandonarte, antes bien, deseo dar testimonio de ti a los hombres. Quiero darte a conocer a quienes no han oído hablar de ti. Sé que no será fácil, porque el mundo odia los que te pertenecemos, pero “Tú has vencido al mundo”, y con esa confianza, quiero aventurarme en el anuncio de tu Persona. Catholic.net
gadgets para blogger

ACI prensa

English plantillas curriculums vitae French cartas de amistad German documentales Spain cartas de presentación Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

La fe es garantía de lo que se espera; la prueba de las realidades que no se ven. http://la-oracion.com

martes, 10 de marzo de 2015

Nos quieren robar la fe.

Rayos de Fe
Los cristianos tenemos algo muy precioso que es la fe en Dios. Por eso no es de extrañar que el demonio y todos sus satélites, traten de robarnos esta fe, que a ellos les molesta, y los vence en todas partes.
Con los medios masivos de comunicación y con la moderna tecnología, el demonio trata de hacernos creer que los hombres estamos a un palmo de la felicidad en este mundo, del paraíso en la tierra. Nos quiere hacer creer que los hombres podemos vivir sin Dios, y valernos por nosotros mismos. Pero lo que no nos dice Satanás, es que si dejamos a Dios de lado, necesariamente quien gobernará el mundo es el demonio, por eso tiene tanto interés el diablo en que perdamos la fe, para que no llamemos a Dios en nuestro auxilio, y así el diablo tenga la posibilidad de dominar el mundo sin obstáculos.
Estamos a tiempo todavía, porque todavía tenemos fe, aunque quizás es débil, es tiempo de aferrarnos a ella y de aumentarla más cada día, por medio de la recepción de los sacramentos y rezando mucho, puesto que la fe salvará al mundo y nos salvará a cada uno de nosotros.
Pidamos ayuda a la Santísima Virgen, que es Maestra de fe, y digámosle que nos cuide la fe, que nos tome como cosa y posesión suya, para que el demonio no pueda arrebatarnos la fe, necesaria para agradar a Dios y para salvarnos.
No seamos como esas jóvenes necias que no se proveyeron de aceite para sus lámparas y así no estuvieron preparadas para el momento de la llegada del Novio. Nosotros también, cristianos de este tiempo, estamos esperando la llegada de Jesucristo. Pero esta llegada no se producirá sin una gran prueba, y si no tenemos aceite en nuestras reservas, es decir, una fe fuerte y viva, entonces nos perderemos con los demás.
Estamos a tiempo todavía, porque Dios ha previsto que este tiempo previo a la Gran Prueba, sea tiempo de relativa paz para proveernos de aceite, es decir, reforzar la vida de fe y aumentar la gracia de Dios en nosotros, entonces sí estaremos mejor preparados para los tiempos difíciles que ya están llegando.


https://go.madmimi.com/redirects/1425939376-329fb175a8154076cc96d158f345e175-91daf67?pa=28825169770

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por dejar tu comentario, me alegra el alma

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...