Jesús, no quiero abandonarte, antes bien, deseo dar testimonio de ti a los hombres. Quiero darte a conocer a quienes no han oído hablar de ti. Sé que no será fácil, porque el mundo odia los que te pertenecemos, pero “Tú has vencido al mundo”, y con esa confianza, quiero aventurarme en el anuncio de tu Persona. Catholic.net
gadgets para blogger

ACI prensa

English plantillas curriculums vitae French cartas de amistad German documentales Spain cartas de presentación Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

La fe es garantía de lo que se espera; la prueba de las realidades que no se ven. http://la-oracion.com

jueves, 19 de marzo de 2015

Comienza el día...



Empieza este día con tu corazón rebosante de amor, alegría y agradecimiento, gozoso de estar vivo, haciendo lo que estás haciendo, estando donde estás, y viendo emerger la perfección de este día.

Benditos sean aquellos que pueden ver la belleza, la alegría y la armonía que está a su alrededor, y apreciarla plenamente, y aquellos seres que reconocen en todo y en todos y dan gracias por todo.
 
La alegría es como un guijarro arrojado en el medio de un lago. Las ondas que se generan van más y más hacia los lugares más lejanos de la orilla, y luego retornan al centro, llevando alegría a todo lo que tocan en el camino.

El amor es como un bálsamo curativo, cura todas las heridas, todos los daños, todas las penas.
De modo que ama con amor divino, ama lo que es digno de amar y lo que aparentemente no lo es.
 
Ama a aquellos seres que no conocen el verdadero significado del amor, ama aún a los que por error llamas tus enemigos. Cuando tu corazón esté colmado de amor, no conocerás enemigos, porque el amor es el cimiento de la vida.

«Dios es amor, y quien permanece en el amor permanece en Dios y Dios en él » (1 Jn 4, 16).


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por dejar tu comentario, me alegra el alma

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...