Jesús, no quiero abandonarte, antes bien, deseo dar testimonio de ti a los hombres. Quiero darte a conocer a quienes no han oído hablar de ti. Sé que no será fácil, porque el mundo odia los que te pertenecemos, pero “Tú has vencido al mundo”, y con esa confianza, quiero aventurarme en el anuncio de tu Persona. Catholic.net
gadgets para blogger

ACI prensa

English plantillas curriculums vitae French cartas de amistad German documentales Spain cartas de presentación Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

La fe es garantía de lo que se espera; la prueba de las realidades que no se ven. http://la-oracion.com

sábado, 26 de julio de 2014

¿María, podía pecar?


El dogma de la Inmaculada Concepción no dice que María no podía pecar. Pero María no pecó porque por su voluntad y su libertad, obradas por la gracia preveniente, siempre dijo que no al pecado.

Lumen Gentium (n°65) concluye que “María, íntimamente presente en la historia de la Salvación, reúne y refleja en ella misma, de cierta manera, las reclamaciones supremas de la fe”. Su fe tiene pues un valor real, y da un fruto que permanece.

La Inmaculada Concepción enseña “que no es en absoluto una persona humana que puede entablar la Redención por su propia fuerza, pero su “sí” totalmente integrado en la iniciativa y el amor divino que le habita […]. La gracia no cancela la libertad, la crea”.
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por dejar tu comentario, me alegra el alma

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...