Jesús, no quiero abandonarte, antes bien, deseo dar testimonio de ti a los hombres. Quiero darte a conocer a quienes no han oído hablar de ti. Sé que no será fácil, porque el mundo odia los que te pertenecemos, pero “Tú has vencido al mundo”, y con esa confianza, quiero aventurarme en el anuncio de tu Persona. Catholic.net
gadgets para blogger

ACI prensa

English plantillas curriculums vitae French cartas de amistad German documentales Spain cartas de presentación Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

La fe es garantía de lo que se espera; la prueba de las realidades que no se ven. http://la-oracion.com

jueves, 4 de agosto de 2011

Al mismo Cristo.

Encíclica "Ecclesia de Eucharistia" - Juan Pablo II

 

«La sagrada Eucaristía, en efecto, contiene todo el bien espiritual de la Iglesia, es decir, Cristo mismo, nuestra Pascua y Pan de Vida, que da la vida a los hombres por medio del Espíritu Santo».
 (Encíclica “Ecclesia de Eucharistia” – Juan Pablo II) 
Comentario: 

La sagrada Eucaristía es Cristo mismo, y por eso no hay tesoro mayor en la Iglesia y en el mundo que la Eucaristía.
Porque la vida del cristiano consiste en conocer y amar a Cristo y hacerse otro Cristo, y esto lo realiza plenamente la Eucaristía, que al comerla nosotros nos vamos cristificando y haciendo otros Cristos.
Por eso no es raro que el demonio emplee todos sus medios para alejar a los hombres de Jesús Sacramentado, ya que él sabe muy bien que allí está la clave de la santidad y salvación de los hombres.
Comulguemos con la mayor frecuencia que podamos, porque en la santa Comunión recibimos al mismo Jesús con su Cuerpo, Sangre, Alma y Divinidad, y al recibirlo nos vamos haciendo más fuertes contra las tentaciones, nos limpia de los pecados veniales y nos enciende en el amor a Dios y a los hermanos.
Jamás comulguemos si hemos tenido la desgracia de cometer pecado mortal. Primero confesémonos con un sacerdote y luego sí vayamos a comulgar. Pero si estamos dudosos de si hemos cometido o no pecado mortal, entonces ante la duda comulguemos, porque tenemos que saber que el demonio es muy astuto y nos quiere poner multitud de pretextos para alejarnos de la sagrada Eucaristía, porque él bien sabe que un alma eucarística jamás puede estar bajo su dominio.

Bendito y alabado sea el Santísimo Sacramento del Altar.


2 comentarios:

  1. ♥ ♥ Gracias por todo lo que nos compartìs,

    es hermoso, lo que este post, sobre Nuestro Señor Vivo en la Eucaristia, Amèn

    te leo siempre, gracias ♥ *

    Dios te bendiga en cada amanecer màs y màs ♥

    y la Virgen te ampare, un abrazo de corazòn a corazòn ♥ July *

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias por tus palabras Julieta... De todo corazón te deseo lo mismo.... Bendiciones!

    ResponderEliminar

Gracias por dejar tu comentario, me alegra el alma

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...