Jesús, no quiero abandonarte, antes bien, deseo dar testimonio de ti a los hombres. Quiero darte a conocer a quienes no han oído hablar de ti. Sé que no será fácil, porque el mundo odia los que te pertenecemos, pero “Tú has vencido al mundo”, y con esa confianza, quiero aventurarme en el anuncio de tu Persona. Catholic.net
gadgets para blogger

ACI prensa

English plantillas curriculums vitae French cartas de amistad German documentales Spain cartas de presentación Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

La fe es garantía de lo que se espera; la prueba de las realidades que no se ven. http://la-oracion.com

sábado, 12 de febrero de 2011

Lo cotidiano.

                         http://www.fotocommunity.es/pc/pc/display/18095506

Lo cotidiano es una gran oportunidad para ser santos, porque si esperamos los grandes acontecimientos para demostrar nuestra fidelidad a Dios, tal vez éstos no lleguen nunca y no nos encontremos preparados para ser fieles en esos momentos.
En cambio, si somos fieles a Dios en las cosas de todos los días; si hacemos cada vez todo lo que tenemos que hacer, lo que el deber nos dice, lo que Dios nos pide en cada momento, cumpliendo a la perfección nuestro deber de estado, entonces nos iremos santificando, y así seremos fieles en lo poco, en lo pequeño, y ya el Señor dice que quien es fiel en lo poco, también lo será en lo mucho. Como también dice el Señor que quien es infiel en lo poco, en lo cotidiano, también será infiel en lo grande.
Entonces vivamos haciendo extraordinariamente bien las cosas ordinarias de todos los días, porque ahí radica la santidad.
La santidad no es tener éxtasis ni hacer milagros, sino es cumplir la voluntad de Dios, es hacer lo que a Dios le agrada, es decir, cumplir lo que Dios nos va pidiendo con los acontecimientos de cada momento, haciéndolo todo para agradar a Dios y servir a los hermanos.
De este modo, si somos fieles en las cosas pequeñas, tal vez Dios nos encomiende alguna vez una misión importante y estaremos preparados para llevarla a cabo porque estaremos entrenados en la voluntad y en el camino del sacrificio. Porque hay que saber que cumplir bien las cosas de cada momento, de cada día, supone un heroísmo muy grande, y estos nos templa la voluntad para prepararla para cosas grandes, si llegado el caso el Señor nos las pidiera.
Y en esto, como en todo, debemos tener presente la vida oculta de Jesús en Nazaret, durante treinta años, y toda la vida de María Santísima, que vivieron lo cotidiano de forma extraordinaria.

Fuente:devocionesypromesas.com.ar

1 comentario:

  1. Buenas noches mi querida amiga Magda...quiero hoy felicitarte por todo los bellos post que compartes...siempre nos dejas un mensaje para reflexionar y eso me ayuda muchisimo

    Recibe un enorme abrazo deseandote un maravilloso y bendecido fin de semana...me da gusto que te haya gustado el post

    ResponderEliminar

Gracias por dejar tu comentario, me alegra el alma

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...