Jesús, no quiero abandonarte, antes bien, deseo dar testimonio de ti a los hombres. Quiero darte a conocer a quienes no han oído hablar de ti. Sé que no será fácil, porque el mundo odia los que te pertenecemos, pero “Tú has vencido al mundo”, y con esa confianza, quiero aventurarme en el anuncio de tu Persona. Catholic.net
gadgets para blogger

ACI prensa

English plantillas curriculums vitae French cartas de amistad German documentales Spain cartas de presentación Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

La fe es garantía de lo que se espera; la prueba de las realidades que no se ven. http://la-oracion.com

sábado, 5 de noviembre de 2011

Inmaculada.

Mensaje a los Apóstoles de la Inmaculada


Somos Apóstoles de la Inmaculada, es decir, de la que no tiene mancha de pecado y es Purísima. Entonces también nosotros debemos ser puros, muy puros, para ver las cosas de Dios con claridad y ser verdaderos apóstoles del Evangelio, no predicándonos a nosotros mismos ni la ciencia humana, sino la Verdad de Dios, que sólo comprenden los que son puros y castos.
La impureza, del tipo que sea, siempre nubla la razón y el pensamiento, y hace que la Sabiduría no arraigue en nosotros. En cambio si tratamos de guardar la pureza de pensamientos y de obras, la Sabiduría hará morada en nosotros y hablará a los hermanos a través nuestro.
Por eso aquí tenemos una clara señal para reconocer a una persona si es o no de Dios. Si guarda la pureza y sus obras son buenas, entonces viene de Dios. Si en cambio es lujurioso e impuro, Dios no hablará en ella y hay que huir de ella como de la peste.
¡Ave María Purísima!
¡Sin pecado concebida!


Fuente:http://www.santisimavirgen.com.ar/mensaje_apostoles_inmaculada.htm

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por dejar tu comentario, me alegra el alma

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...