Jesús, no quiero abandonarte, antes bien, deseo dar testimonio de ti a los hombres. Quiero darte a conocer a quienes no han oído hablar de ti. Sé que no será fácil, porque el mundo odia los que te pertenecemos, pero “Tú has vencido al mundo”, y con esa confianza, quiero aventurarme en el anuncio de tu Persona. Catholic.net
gadgets para blogger

ACI prensa

English plantillas curriculums vitae French cartas de amistad German documentales Spain cartas de presentación Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

La fe es garantía de lo que se espera; la prueba de las realidades que no se ven. http://la-oracion.com

martes, 4 de enero de 2011

La Eucaristía es una llamada a la entrega.


«El don de la Eucaristía los Apóstoles lo recibieron en la intimidad de la última Cena, pero estaba destinado a todos, al mundo entero. Precisamente por eso hay que proclamarlo y exponerlo abiertamente, para que cada uno pueda encontrarse con ‘Jesús que pasa’, como acontecía en los caminos de Galilea, de Samaria y de Judea; para que cada uno, recibiéndolo, pueda quedar curado y renovado por la fuerza de su amor. (…). En el pasaje evangélico salta a la vista un segundo elemento: el milagro realizado por el Señor contiene una invitación explícita a cada uno para dar su contribución. Los cinco panes y dos peces indican nuestra aportación, pobre pero necesaria, que Él transforma en don de amor para todos. ‘Cristo sigue exhortando también hoy a sus discípulos a comprometerse en primera persona’ (Exhortación postsinodal Sacramentum caritatis n. 88). Por consiguiente, la Eucaristía es una llamada a la santidad y a la entrega de sí a los hermanos, pues ‘la vocación de cada uno de nosotros consiste en ser, junto con Jesús, pan partido para la vida del mundo’ (ib.)»

(Benedicto XVI, 7 de junio de 2007).


Imagen: Google 
Fuente: http://meditaciones.regnumchristi.org/

4 comentarios:

  1. «Esto sólo pido y ésto solo deseo: unirme totalmente a tí, desprender mi corazón de todas las cosas creadas y acostumbrarme a gustar las celestiales y eternas por medio de la sagrada comunión...» (Tomás de Kempis, La Imitación de Cristo)
    Un beso Magda

    ResponderEliminar
  2. Hola Magda,

    Gracias por hacerme llegar a tu blog con palabras que llenan el alma.
    Sor Cecilia tiene ese don...

    Gracias por tus palabras.

    Un beso desde Portugal, con mucho frío..., pero con una sonrisa.

    ResponderEliminar
  3. Ahh, Magda, me gustaría que visites El Puente, el blog de Sergio que tanto gusta a Cecilia también... te va a gustar.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  4. Claudio, que lindo texto, me encanta La Imitación de Cristo...

    Alma, gracias por visitar el blog... estaré visitando a Sergio... Abrazos amigos.

    ResponderEliminar

Gracias por dejar tu comentario, me alegra el alma

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...