Jesús, no quiero abandonarte, antes bien, deseo dar testimonio de ti a los hombres. Quiero darte a conocer a quienes no han oído hablar de ti. Sé que no será fácil, porque el mundo odia los que te pertenecemos, pero “Tú has vencido al mundo”, y con esa confianza, quiero aventurarme en el anuncio de tu Persona. Catholic.net
gadgets para blogger

ACI prensa

English plantillas curriculums vitae French cartas de amistad German documentales Spain cartas de presentación Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

La fe es garantía de lo que se espera; la prueba de las realidades que no se ven. http://la-oracion.com

viernes, 6 de enero de 2012

Las 5 leyes estructurales del diálogo con Dios

¿Cómo "funciona" el diálogo con Dios? Está claro que no es igual a un diálogo entre seres humanos. Entonces, ¿cuál es la dinámica interna del encuentro con Dios en la oración? ¿En qué consiste hacer oración? 

Cristo_Consuelo_bis

M. Magrassi nos ofrece una excelente síntesis:
 

1. La oración presupone una relación y, más precisamente, una relación de amor.


Los hombres de la Biblia son los amigos de Dios. La oración, por tanto, puede descubrirse en la línea de la amistad y los orantes son los amigos de Dios que conversan con Él ya que son invitados por Él a ese coloquio.

2. En la relación con el hombre, Dios tiene siempre la iniciativa.


Aunque en la Biblia parezca prevalecer la "búsqueda de Dios", es él quien se mueve primero en busca del hombre. Si Dios no se hubiese revelado, todas las fatigas experimentadas para encontrarle serían válidas; pero si Él se ha revelado, es justo y prudente que lo busquemos a través del camino de su revelación concreta.

3. En el diálogo hay que dejar a Dios la iniciativa: orar es sobre todo escuchar.


La oración en la Biblia privilegia la actitud de la escucha: "Escucha, Israel" (Dt 6,4). Al principio ya existía la Palabra. Jesús es la revelación total de Dios. Orar es acoger esta palabra y este misterio.

4. El hombre de la Biblia transforma en oración todas las realidades que pueblan su vida.


El Dios de la oración es el Dios de la salvación, el Dios de la vida. "La oración no es una experiencia aparte, un hecho aislado. No está la oración, por un lado, y la vida, por el otro. Se ora lo que se vive..."

5. La oración bíblica (cristiana) es sobre todo contemplativa.


Sin prescindir de la realidad personal del orante y de cuanto lo rodea, el interés de la oración apunta hacia Dios, hacia su persona y hacia su acción. La oración es esencialmente teocéntrica. A partir de Dios, el orante sabrá volver a sí mismo y a las cosas que tiene que realizar, para su gloria y en su servicio.


(Cfr. M. Magrassi, Le leggi strutturali del dialogo con Dio, en Insegnaci a pregare, n 2/1980 de la revista "Parola, Spirito, Vita" p. 7-10).

http://www.la-oracion.com



Amigos..con ésta reflexión me alejo por unos días... vacaciones cortitas con la familia... si Dios y La Virgen lo permite el blog se renovará el día 20 de enero...  blog con nueva imágen.... Un gran abrazo de corazón para todos... y gracias por estar ahí siempre....los voy a extrañar...


BENDICIONES!!!

2 comentarios:

  1. Passei pra fazer uma visita, e conhecer seu blog. Gostei demais das mensagens. Estarei seguindo seu blog pra voltar novamente. Convido a conhecer meu blog e seguir-me se gostares. Uma ótima semana pra você. Um abraço do Brasil!

    ResponderEliminar
  2. Me gusta tu entrada,,,,Vuekve prontooooo vake' un abrazo

    ResponderEliminar

Gracias por dejar tu comentario, me alegra el alma

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...