Jesús, no quiero abandonarte, antes bien, deseo dar testimonio de ti a los hombres. Quiero darte a conocer a quienes no han oído hablar de ti. Sé que no será fácil, porque el mundo odia los que te pertenecemos, pero “Tú has vencido al mundo”, y con esa confianza, quiero aventurarme en el anuncio de tu Persona. Catholic.net
gadgets para blogger

ACI prensa

English plantillas curriculums vitae French cartas de amistad German documentales Spain cartas de presentación Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

La fe es garantía de lo que se espera; la prueba de las realidades que no se ven. http://la-oracion.com

viernes, 20 de mayo de 2011

No nos dejes huérfanos




Tú, toda castidad, toda bondad, toda misericordiosa, Soberana, consolación de los cristianos, refugio seguro de los pecadores, consuelo de los afligidos, no nos dejes huérfanos abandonados de tu socorro. ¿Privados de tu amparo, dónde nos albergaríamos? ¿Qué sería de nosotros, sin ti, Santa Madre de Dios?

Tú eres el aliento y la vida de los cristianos. Igual que la respiración que es prueba de que nuestro cuerpo posee todavía energía de vida, así vuestro santo nombre pronunciado sin cesar en labios de tus siervos, a través de todos los tiempos y en todo lugar, es más que prueba de que vivimos, él es razón de vida, de alegría, de socorro para nosotros. 


San Germán, Patriarca de Constantinopla

2 comentarios:

  1. Que bello entrar a tu espacio.
    Agradable 100%

    Abrazos.
    Diego.

    ResponderEliminar

Gracias por dejar tu comentario, me alegra el alma

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...