Jesús, no quiero abandonarte, antes bien, deseo dar testimonio de ti a los hombres. Quiero darte a conocer a quienes no han oído hablar de ti. Sé que no será fácil, porque el mundo odia los que te pertenecemos, pero “Tú has vencido al mundo”, y con esa confianza, quiero aventurarme en el anuncio de tu Persona. Catholic.net
gadgets para blogger

ACI prensa

English plantillas curriculums vitae French cartas de amistad German documentales Spain cartas de presentación Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

La fe es garantía de lo que se espera; la prueba de las realidades que no se ven. http://la-oracion.com

sábado, 1 de diciembre de 2018

María...




Toda la vida de María fue una obediencia a la fe. Contemplándola se comprende que "creer quiere decir 'abandonarse' en la verdad misma de la palabra de Dios viviente, sabiendo y reconociendo humildemente '¡cuán insondables son sus designios e inescrutables sus caminos!'[17]. María, que por la eterna voluntad del Altísimo se ha encontrado, puede decirse, en el centro mismo de aquellos 'inescrutables caminos' y de los 'insondables designios' de Dios, se conforma a ellos en la penumbra de la fe, aceptando plenamente y con corazón abierto todo lo que está dispuesto en el designio divino".[18]

"Nos falta fe. El día en que vivamos esta virtud -confiando en Dios y en su Madre-, seremos valientes y leales. Dios, que es el Dios de siempre, obrará milagros por nuestras manos.

                -¡Dame, oh Jesús, esa fe, que de verdad deseo! Madre mía y Señora mía, María Santísima, ¡haz que yo crea!, que sepa enfocar y dirigir todos los acontecimientos con una fe serena e inconmovible".[19]

http://textoslacrestadelaola.blogspot.com/2013/11/novena-la-inmaculada.html

sábado, 24 de noviembre de 2018

ORACIÓN AL SAGRADO CORAZÓN DE JESÚS PARA UNA GRAVE NECESIDAD


Oh Divino Jesús que dijiste: «Pedid y recibiréis; buscad y encontraréis; llamad y se os abrirá; porque todo el que pide recibe, y el que busca encuentra, y a quien llama se le abre». Mírame postrado a tus plantas suplicándote me concedas una audiencia. Tus palabras me infunden confianza, sobre todo ahora que necesito que me hagas un favor:

(Se ora en silencio pidiendo el favor)
¿A quién he de pedir, sino a Ti, cuyo Corazón es un manantial inagotable de todas las gracias y dones? ¿Dónde he de buscar sino en el tesoro de tu corazón, que contiene todas las riquezas de la clemencia y generosidad divinas? ¿A dónde he de llamar sino a la puerta de ese Corazón Sagrado, a través del cual Dios viene a nosotros, y por medio del cual vamos a Dios?

A Ti acudimos, oh Corazón de Jesús, porque en Ti encontramos consuelo, cuando afligidos y perseguidos pedimos protección; cuando abrumados por el peso de nuestra cruz, buscamos ayuda; cuando la angustia, la enfermedad, la pobreza o el fracaso nos impulsan a buscar una fuerza superior a las fuerzas humanas.

Creo firmemente que puedes concederme la gracia que imploro, porque tu Misericordia no tiene límites y confío en que tu Corazón compasivo encontrará en mis miserias, en mis tribulaciones y en mis angustias, un motivo más para oír mi petición.

Quiero que mi corazón esté lleno de la confianza con que oró el centurión romano en favor de su criado; de la confianza con que oraron las hermanas de Lázaro, los leprosos, los ciegos, los paralíticos que se acercaban a Ti porque sabían que tus oídos y tu Corazón estaban siempre abiertos para oír y remediar sus males.

Sin embargo... dejo en tus manos mi petición, sabiendo que Tú sabes las cosas mejor que yo; y que, si no me concedes esta gracia que te pido, sí me darás en cambio otra que mucho necesita mi alma; y me concederás mirar las cosas, mi situación, mis problemas, mi vida entera, desde otro ángulo, con más espíritu de fe.

Cualquiera que sea tu decisión, nunca dejaré de amarte, adorarte y servirte, oh buen Jesús.

Acepta este acto mío de perfecta adoración y sumisión a lo que decrete tu Corazón misericordioso. Amén.

Padre Nuestro, Ave María, Gloria al Padre.

Sacratísimo Corazón de Jesús, en Vos confío. (3 veces).

[Sagrado Corazón de Jesús en Vos confío]
NOTA: Se sugiere rezar esta oración cuando surja algún problema. Puede rezarse en forma de triduo o novenario, o por un tiempo indeterminado. Se aconseja que, para rezarla con mayor provecho, se reciban los sacramentos de la confesión y comunión...


https://m.facebook.com/story.php?story_fbid=2178388449103073&id=1633477360260854

Madre!


miércoles, 14 de noviembre de 2018

San José



Para San José, la vida de Jesús fue un continuo descubrimiento de la propia vocación.
Cuando llega el momento de presentar al Niño en el Templo, José, que lleva la ofrenda modesta de un par de tórtolas, ve cómo Simeón y Ana proclaman que Jesús es el Mesías. Su padre y su madre escuchaban con admiración, dice San Lucas.
Más tarde, cuando el Niño se queda en el Templo sin que María y José lo sepan, al encontrarlo de nuevo después de tres días de búsqueda, el mismo evangelista narra que se maravillaron.
José se sorprende, José se admira. Dios le va revelando sus designios y él se esfuerza por entenderlos.
Como toda alma que quiera seguir de cerca a Jesús, descubre en seguida que no cabe la rutina. Porque Dios no se conforma con la estabilidad, Dios exige continuamente más, y sus caminos no son nuestros humanos caminos. San José, como ningún hombre antes o después de él, ha aprendido de Jesús a estar atento para reconocer las maravillas de Dios, a tener el alma y el corazón abiertos.
Pero si José ha aprendido de Jesús a vivir de un modo divino, me atrevería a decir que, en lo humano, ha enseñado muchas cosas al Hijo de Dios. 

(En el taller de José, San Josemaría Escrivá)




domingo, 11 de noviembre de 2018

Gracias Dios por mi vida




"La divina misericordia siempre escucha la oración de quien espera, confía y se abandona a Dios. ¡Qué bueno es Jesús conmigo!..es una felicidad que no sé a qué compararla; es una felicidad que Dios me da a gustar casi sólo en las aflicciones.
Entre muchos sufrimientos soy feliz, porque me parece sentir mi corazón palpitar con el de Jesús. "

(San Pío de Pietrelcina)

Levanta tus manos , eleva tu corazón y dile a DIOS: ¡Gracias Dios por mi vida, nada me falta, porque Tú eres el pastor de mi alma!


https://plus.google.com/u/0/communities/114405518210276672028

sábado, 10 de noviembre de 2018

Frase de Santa Teresa de Jesús





Es muy buena compañía el Buen Jesús no nos apartemos de su compañía ni de su Sacratísima Madre, y le gusta mucho que nos dolamos de sus penas.

(Santa Teresa de Jesús, de Ávila)



https://plus.google.com/u/0/communities/114405518210276672028

MADRE!






 Madre, cuando nos cueste creer y abandonarnos
en las manos del Padre, ayúdanos a decir: "Hágase en mí según tu palabra".
Madre, cuando nos demos cuenta de que buscamos los primeros puestos y queremos ser valorados más que los demás, danos fuerzas para decir:
"Soy la esclava del Señor"



https://plus.google.com/u/0/109715919013540408520

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...